Tecnología de iones de litio

Actualmente las baterías de iones de litio son la tecnología de baterías que crece más rápidamente. Sin la tecnología de iones de litio no serían posibles los coches eléctricos como los que fabrica Tesla u otros fabricantes reconocidos. Ahora esta tecnología también llega al mercado de las carretillas eléctricas. Jungheinrich es pionera en el ámbito de la tecnología de los iones de litio, pues hace casi diez años que trabaja intensamente en el desarrollo de carretillas con tecnología de iones de litio. En 2011 lanzó la primera carretilla de serie con iones de litio y desde entonces la cartera de este tipo de productos no ha parado de crecer. Con éxito, pues según el doctor Lars Brozska, presidente de Jungheinrich, actualmente no hay ninguna marca internacional de intralogística con más carretillas con iones de litio en servicio.

A nivel mundial Jungheinrich es el primer fabricante de carretillas elevadoras que desarrolla y produce sus propias baterías de iones de litio, cargadores y todos los componentes necesarios para las carretillas. Las baterías ofrecen una potencia entre 40 y 500 Ah, son de litio-fosfato de hierro, la combinación química más segura actualmente, y se consideran ecológicas, atóxicas y no producen gases. Un sistema de gestión de la batería desarrollado internamente y muy evolucionado supervisa cada vaso y, en caso de peligro, lo desconecta. Jungheinrich es el único proveedor de sistemas de intralogística que ofrece un sistema integral interconectado, en el que todos los componentes se comunican entre sí de forma idónea, lo que permite reducir sensiblemente la demanda de energía. 

Ventajas de la tecnología de los iones de litio:

La tecnología de iones de litio ofrece múltiples ventajas. Las baterías de iones de litio son más potentes, más duraderas, más seguras y requieren menos mantenimiento que las baterías de ácido y plomo.

Los tiempos de recarga rápidos permiten el máximo rendimiento en el despacho de mercancías

Las carretillas con baterías de iones de litio se pueden utilizar prácticamente sin pausa, porque permiten tiempos de recarga extraordinariamente rápidos y no tienen ningún coste de mantenimiento, lo que las convierte con diferencia en la fuente de energía más duradera. Con una mayor profundidad de descarga y un suministro de corriente más constante, incluso aunque no estén totalmente cargadas proporcionan más potencia que las baterías de ácido y plomo.

Las baterías de iones de litio siempre están a punto para su uso, incluso bastante después de haber acabado un turno. Con una carga intermedia, las baterías de 24 V pueden incrementar su capacidad hasta en un 50 % en solo 30 minutos. La posibilidad de las cargas rápidas de compensación, p. ej. en los tiempos de pausa o de parada, permiten una disponibilidad de las carretillas 24/7, a la vez que aumentan la flexibilidad en el uso cotidiano en el almacén.

Los cargadores disponen de una interfaz específica de comunicación con iones de litio. La comunicación entre la batería y el cargador facilita una carga eficiente y rápida, a la vez que regula de forma idónea el proceso de carga de la batería.

Mayor vida útil

Las baterías de iones de litio tienen una vida útil extraordinariamente larga. Comparadas con los acumuladores de energía anteriores, una batería con tecnología de iones de litio dura hasta tres veces más que una batería de ácido y plomo. Además, son menos sensibles a las vibraciones y a las grandes variaciones de temperatura. Su construcción cerrada (IP54) hace que estas baterías no sean sensibles a las influencias externas. Incluso con un efecto intenso del calor y a temperaturas bajo cero las baterías de iones de litio mantienen su potencia, por eso son muy adecuadas para aplicaciones en entornos fríos y calientes. La batería se puede utilizar con una temperatura de vasos de -10 °C/-20 °C* hasta 55 °C; fuera de este margen de temperaturas la batería se desconecta y por lo tanto la carretilla se para automáticamente.

Ahorros de energía y reducción de la huella de CO2

Gracias a esta mejora de la eficacia de las baterías de iones de litio, comparadas con las baterías de ácido y plomo se puede ahorrar hasta un 20 % de energía y reducir el impacto de CO2. Gracias a una recuperación eficiente, las carretillas recuperan energía al frenar. Además las baterías de iones de litio duran tres veces más que los acumuladores de energía habituales y son más respetuosas con el medio ambiente gracias a su mayor vida útil y al hecho de no utilizar ácidos. Jungheinrich utiliza litio-fosfato de hierro (LiFePO) que actualmente se considera la composición química más segura, que no es tóxica ni representa ningún problema para el medio ambiente.

Sin mantenimiento

Las baterías de iones de litio reducen sensiblemente la inversión de manipulación y mantenimiento, así como los tiempos de carga en el almacén. No se necesita una zona de recarga con ventilación especial. Tampoco se generan riesgos ni olores debidos a gases ni ácidos. Además tampoco es necesario rellenarlas de agua ni controlar el grado de acidez.

Según el equipamiento de la carretilla y su utilización, la aplicación de la tecnología de iones de litio puede amortizarse al cabo de uno a dos años. Teniendo en cuenta los TCO en su integridad, los costes de adquisición, actualmente más elevados, se compensan más que sobradamente gracias a sus tiempos de servicio sensiblemente más prolongados y a sus costes de explotación notablemente menores. Las ventajas más importantes de un vistazo:

Ventajas:

  • Mayor tiempo de funcionamiento en servicio de varios turnos: En solo 30 minutos cargada al 50 %, en 80 minutos al 100 %
  • Vida útil tres veces más larga que las baterías de ácido y plomo, con una potencia más constante
  • Hasta un 20 % menos de consumo de energía que las baterías de ácido y plomo
  • Más respetuosas con el medio ambiente y mayor seguridad de uso gracias a la ausencia de ácido
  • Mayor disponibilidad gracias a un tiempo de recarga más rápido y a no necesitar un cambio de batería
  • Potencia elevada y fiable, incluso cuando no está totalmente cargada, gracias una tensión más estable
  • Sin costes de mantenimiento
  • Garantía de 5 años
NUESTROS EXPERTOS RECOMIENDAN
  • Funciones de marcha y elevación totalmente eléctricas,
  • óptima para llevarla en un camión.
  • Batería de iones de litio de 48 V sin mantenimiento.
  desde 1.489,00 €