Lesezeit: 3 Minuten

Son muchos los aparatos eléctricos que incorporan baterías de iones de litio que necesitan recargarse con regularidad: las podemos encontrar desde en un smartphone hasta en una máquina de taller. Lo mismo pasa con las de polímero de litio, un tipo de baterías que son resultado de la evolución de las de iones de litio. En este artículo te explicamos cómo cargarlas correctamente.

¿Qué hay que vigilar al cargar una batería de iones de litio?

Tanto para prolongar la vida de la batería como para evitar daños graves, es importante tener en cuenta una serie de aspectos:

1. Evitar la carga durante varias horas

No ponga a recargar baterías de litio durante la noche: si se deja cargando durante muchas horas, durante ese tiempo extra se inician una serie de recargas frecuentes, lo que puede acortar considerablemente a largo plazo la vida útil de la batería. La recarga automática frecuente sólo puede evitarse, en este caso, si el dispositivo en cuestión está apagado durante el proceso de carga. En general, un tiempo máximo de una hora es suficiente para cargar la batería de forma óptima.

2. Buscar un nivel de carga óptimoben

Las baterías de iones de litio son permanentemente eficientes si se utilizan con un nivel de carga de entre el 30 y el 70 %. Una carga que no es ni demasiado alta ni demasiado baja protege los materiales que integran la batería. Lo ideal es cargarla sólo cuando esté a menos de la mitad de su capacidad y dejar de cargarla cuando haya alcanzado un nivel de carga del 70 %.

3. Evitar la descarga profunda

La descarga profunda es la descarga completa, es decir, hasta que se agota totalmente su capacidad. Si se da el caso, el voltaje de la batería cae por debajo del voltaje de descarga, lo que a veces puede destruir completamente la batería. En el caso de las baterías de iones de litio, este es de 2,5 voltios, y, en las de polímero de litio, es incluso de 3,3 voltios. Las razones por las que se puede dar una descarga profunda pueden ser múltiples: un cargador defectuoso, un fallo en el apagado automático y, en el caso de vehículos, también un cortocircuito o un alternador defectuosos. Los viajes frecuentes de corta distancia también pueden, en el caso de las transpaletas y las apiladoras, favorecer una descarga profunda.

4. Evitar las temperaturas extremas

Las baterías de iones de litio son muy sensibles a la temperatura. Los dispositivos equipados con estas baterías no deben exponerse a temperaturas superiores a los 40 grados ni inferiores a los -10 grados centígrados, ni tampoco deben cargarse a esas temperaturas.

5. Nunca almacene las baterías vacías

Para almacenar las baterías de iones de litio de forma óptima, primero deben cargarse hasta un 50-70 % de su capacidad. A temperaturas de almacenamiento de entre 15 y 18 grados centígrados, las baterías siguen siendo eficientes incluso durante largos periodos de almacenamiento. Esto también reduce el riesgo de descargas profundas.

6. No cargue la batería sin vigilancia

Las baterías de litio nunca deben cargarse sin vigilancia porque supone un riesgo para la seguridad. Una excepción a esto es la carga en armarios especiales para materiales peligrosos.

¿Con qué frecuencia se puede cargar una batería de iones de litio?

La frecuencia con la que se puede cargar una batería litio dependerá de cómo la cuides. Si siempre la cargas correctamente, puede alcanzar hasta 500-800 ciclos de carga. Las baterías de polímero de litio, que cuentan con una mayor densidad de energía, tienen una vida ligeramente más corta con 300-500 ciclos de carga. Un ciclo de carga completo corresponde a una carga de aproximadamente el 70 %.

¿Se debe cargar parcialmente una batería de iones de litio?

Aunque una batería de iones de litio siga teniendo potencia, se pueden hacer cargas intermedias en cualquier momento, de esta manera se pueden aprovechar pausas en su uso para hacer cargas parciales y alargar así un poco su autonomía entre cargas completas. En cualquier caso, asegúrese de apagar el cargador antes de separar la batería del aparato.

Si la batería se carga con frecuencia de forma parcial, es importante realizar una carga completa de esta cada 12 semanas. Esto garantiza un funcionamiento fiable. Si estrenamos un aparato con batería de litio, la primera carga debe ser completa antes de empezar a usarlo.

¿Qué debe hacer si la batería de iones de litio no se carga?

Si la batería de litio no carga o no lo hace completamente, puede haber varias razones:

  • La batería está defectuosa
  • El cargador y la batería no están conectados correctamente
  • El cable del cargador está defectuoso
  • El cargador es incompatible
  • La batería es demasiado vieja
  • La temperatura ambiente es demasiado alta o demasiado baja

Así pues, si esto le pasa, compruebe todas estas posibles causas. Si la batería está defectuosa o anticuada, no suele merecer la pena repararla. En este caso, debe ser sustituida por una nueva.

Fuente de la imagen:
© gettyimages.de – roman023