Formas de las cubas de contención

Las cubas de contención son una medida de seguridad para manejar sustancias peligrosas para las aguas o sustancias inflamables. Las formas de las cubas de contención varían en función del uso previsto.

Información general sobre las cubas de contención

Las cubas de contención sirven para manipular sustancias peligrosas con seguridad en contenedores móviles. Evitan que las sustancias peligrosas vayan a las corrientes de agua o al suelo, reteniéndolas con seguridad. Para ello las cubas de contención deben tener el correspondiente diseño impermeable y ser adecuadas para el peso y el volumen de la sustancia que han de almacenar.

Si las sustancias peligrosas son ácidos, álcalis o aceites, u otras sustancias agresivas, se ha de tener en cuenta que el material de la cuba de contención los resista. Este punto es especialmente importante en las cubas de contención de plástico. Básicamente las cubas de contención pueden ser de plástico (p. ej. polietileno o plástico reforzado con fibra de vidrio = GKF), de acero o de acero inoxidable.

Formas de las cubas de contención

Además del material de que estén hechas, las cubas de contención también se diferencian por su forma. La mayoría de cubas de contención de acero o de plástico son rectangulares. Contienen recipientes o barriles pequeños y se fabrican en diferentes capacidades. Existen cubas de contención con y sin rejilla galvanizada. Además, las cubas de contención apilables pueden apilarse unas dentro de otras. Tienen una forma constructiva cónica. Las cubas de contención con protección antisalpicaduras ofrecen una seguridad especial para el trasiego y el relleno, así como para limpiar piezas manchadas de aceite.

Además existen cubas de contención especiales para palets. Están adaptadas a europalets o palets del sector químico y se pueden transportar fácilmente, lo que las hace ideales para un almacenamiento flexible y móvil. También existen cubetas de contención móviles dotadas de rodillos y manillar.

Las cubas de contención planas de acero ofrecen una capacidad especialmente elevada. Son de aplicación flexible y tienen una gran capacidad de carga. Se desplazan fácilmente y se instalan por un precio económico. Proporcionan una buena protección del suelo, rápida y sencilla. Se pueden instalar varias cubetas planas, una junto a otra, y fijarlas entre sí. Los conectores entre las cubetas evitan que los líquidos se filtren entre ellas, conduciéndolos hacia su interior. Disponen de rampas de acceso que facilitan la circulación sobre ellas, por ejemplo con un apilador o una transpaleta.

Cubas de contención para estanterías de barriles y bases de llenado

Las cubas de contención no se suministran solamente como elemento único, sino combinadas con caballetes de llenado, estaciones de llenado o estantes.

Los caballetes de llenado permiten una dosificación exacta de los líquidos y disponen de una palanca que permite sujetar con seguridad el recipiente. La cuba de contención es una medida de seguridad contra las fugas de líquidos.

Las llamadas bases de llenado facilitan el almacenamiento de bidones y barriles de forma reglamentaria, a la vez que permiten trasegar líquidos con seguridad. La cuba de contención es la barrera inferior de la base de llenado y evita que el líquido se derrame por el suelo. En las estanterías para barriles también existen cubas de contención como medida de seguridad, colocadas debajo de la estantería. La cuba de contención puede emplearse con o sin rejilla galvanizada.

Cubas en baldas de estantería y cubas colgantes

Las estanterías para palets pueden adaptarse a la normativa de almacenamiento de sustancias peligrosas con cubas para suelos de estanterías y cubas colgantes. Las cubas para suelos de estanterías se instalan debajo de la estantería, mientras que las cubas colgantes se cuelgan de la estantería de palets.

Las estanterías para palets con cuba de contención cumplen las normativas legales WHG (Ley de régimen de aguas), VAwS (Decreto sobre instalaciones que manejen sustancias peligrosas para las aguas), TRbF (Reglamento técnico sobre líquidos inflamables) y TRGS (Reglamento técnico sobre sustancias peligrosas).

NUESTROS EXPERTOS RECOMIENDAN
  • Cuba de suelo de acero para almacenamiento adecuado de sustancias peligrosas
  • Autorizada para líquidos inflamables de las categorías GHS 1-4
  • Opcionalmente con o sin rejilla
  desde 817,00 €  
  • Almacenamiento seguro de contenedores IBC
  • Alta resistencia química
  • Hecho de plástico respetuoso con el medio ambiente
  desde 1.222,65 €  
Top ventas en
 
Para el transporte interno de la empresa
Precio bajo demanda  
% descuento en
 
Para almacenamiento de sustancias peligrosas de forma reglamentaria
desde 459,00 € desde 436,05 €  
% descuento en
 
Para el almacenamiento reglamentario de sustancias peligrosas
desde 546,00 € desde 518,70 €  
% descuento en
 
Para un almacenamiento seguro de sustancias peligrosas
desde 406,00 € desde 385,70 €  
Para almacenamiento de barriles de 200 l
Precio bajo demanda