Lesezeit: 8 Minuten

Incluso en los lugares de trabajo seguros pueden sobrevenir riesgos y accidentes imprevisibles. Por este motivo, los trabajadores están amparados por un seguro de accidentes obligatorio. En esta guía, descubrirá qué requisitos deben cumplirse, qué procedimientos deben seguirse y qué hacer si, tras un accidente, no puede reanudar el trabajo.

Accidente de trabajo: qué es

La Ley General de la Seguridad Social (LGSS) señala en su artículo 156 que “un accidente de trabajo es toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena”. Los empresarios están obligados a proteger a sus empleados en materia de seguridad e higiene para impedir los accidentes laborales y, además, deben acreditar la adopción de todas las medidas necesarias para proporcionar esta protección eficazmente. Por ejemplo, la señalización de seguridad debe llevarse a cabo de acuerdo con la normativa y los trabajadores deben recibir la formación específica que les permita conocer el significado de dichas señales.

Para que un accidente durante la jornada laboral sea calificado como accidente de trabajo, deben cumplirse ciertos requisitos:

  1. El accidente debe dar lugar una lesión corporal, entendiéndose también como tal, las secuelas o enfermedades psíquicas o psicológicas.
  2. Esta lesión corporal debe haberse ocasionado en un trabajo por cuenta ajena.
  3. Debe existir un nexo causal entre el trabajo y la lesión, es decir, esta debe producirse como consecuencia del trabajo.

El artículo 156 de la LGSS recoge, además, una lista de accidentes que siempre se consideran accidentes de trabajo:

DefiniciónEjemplos
Accidente laboral• los accidentes al ir y volver del trabajo (accidentes in itinere)
• los relacionados con el desempeño de cargos electivos sindicales
• el desempeño de tareas distintas a las asignadas a la categoría profesional del trabajador (si las hace cumpliendo órdenes del empresario)
• actos de salvamento que tengan conexión con el trabajo
• enfermedades que se contraigan por causa exclusiva de la ejecución del trabajo
• enfermedades que se vean agravadas por el trabajo desempeñado
• complicaciones de un accidente
No son accidentes laborales• los accidentes debidos a fuerza mayor extraña al trabajo
• los debidos a dolo o a imprudencia temeraria del trabajador que sufre el accidente   

No siempre está claro cuándo se trata de un accidente laboral. En España, salvo que exista una prueba en contra, se consideran accidentes de trabajo todas las lesiones que sufra el trabajador durante el tiempo y en el lugar de trabajo.

¿Qué ocurre en casos en los que el accidentado está teletrabajando o si se encuentra aún en período de prueba, por ejemplo?

  • Accidente laboral durante el teletrabajo: el teletrabajo, que es una forma de trabajo a distancia, aparece regulado en España en el Real Decreto-ley 28/2020, pero plantea problemas para determinar si estamos ante un accidente de trabajo. En este caso, recae en el trabajador la obligación de probar que el hecho ha ocurrido en tiempo y lugar de trabajo. Para evitar problemas, la CEOE y la Mutua de Accidentes de Trabajo recomiendan establecer y delimitar dentro de la vivienda la zona concreta para la prestación del trabajo.
  • Accidente laboral durante el periodo de prueba: el trabajador sujeto a un período de prueba goza en España, como cualquier otro trabajador de la plantilla, de los mismos derechos y obligaciones propios de su puesto de trabajo.  
  • Accidente laboral en contratos a tiempo parcial: los trabajadores a tiempo parcial son tratados también como si fueran un trabajador a tiempo completo.
  • Accidente laboral bajo los efectos de las drogas o el alcohol: la jurisprudencia al respecto ha ido evolucionando con el paso de los años, ya que en la actualidad la sociedad está concienciada sobre los efectos del consumo de alcohol. Cada vez más sentencias consideran que superar en el momento del accidente la tasa de alcohol permitida por la ley es una conducta negligente. En la práctica esto supone que podría considerarse que estamos ante una imprudencia temeraria del trabajador y, por lo tanto, la empresa está exonerada de responsabilidades. Todo ello, por supuesto, si se ha cumplido con la normativa de prevención en riesgos laborales y que no hayan existido otros riesgos que hayan tenido influencia en el accidente.

Caso especial: accidente in itinere

Un caso especial es el establecido en el art. 156.2 a) de la LGSS donde se regula el accidente que sufre el trabajador al ir y volver del trabajo a su casa, conocido como accidente in itinere. De acuerdo con la jurisprudencia deben concurrir los siguientes elementos:

  1. El accidente debe producirse entre el trabajo y el lugar de residencia habitual o viceversa.
  2. Hay que atender, también, al medio de transporte o la forma de desplazarse durante este trayecto, que no debe aumentar los riesgos de forma innecesaria (debe ser idóneo).
  3. Debe producirse durante el tiempo razonable que dure el trayecto, aunque no es obligatorio que el trayecto elegido sea siempre el mismo ni que sea el trayecto más corto.
  4. Debe existir un nexo causal entre el desplazamiento y el accidente.

Como mencionamos anteriormente, no siempre se puede determinar claramente si se trata de un accidente laboral; en estos casos de duda, los tribunales deciden. Cabe destacar que la presunción de laboralidad del accidente de trabajo no se aplica a los accidentes in itinere y que recae sobre el trabajador la obligación de probar todo los elementos necesarios.

Diferencia entre accidentes de trabajo y enfermedades profesionales

Los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales tienen en común que ambos conllevan una baja porque el trabajador necesita un tiempo para recuperarse. Las lesiones derivadas de uno y otro tienen una protección especial en el ordenamiento jurídico y esto se traduce en que disfrutan, por ejemplo, de una cobertura más amplia de las prestaciones sanitarias. No obstante, existen claras diferencias entre ambos conceptos que recogemos en la siguiente tabla:

DefiniciónCaracterísticas y alcance
Accidente de trabajo (art. 156 LGSS)• lesión corporal que el trabajador sufre mientras desarrolla sus funciones profesionales
• ocurre repentinamente, en un momento puntual
• son accidentes de trabajo las enfermedades comunes contraídas a causa de la realización del trabajo
• también tienen esta consideración el agravamiento de enfermedades o defectos previos del trabajador cuando la causa de ello sea una lesión profesional
Enfermedad profesional (art. 157 LGSS)• debe concurrir una lesión que esté relacionada causalmente con la actividad profesional
• debe estar mencionada en el RD 1299/2006 como enfermedad profesional: se debe producir por los agentes mencionados en la norma y mientras se realiza la actividad regulada
• se va generando lentamente y puede producirse con un desfase temporal

¿Qué cubre el seguro de accidentes laborales?

El seguro de accidentes laborales es obligatorio para cualquier empresa con independencia del número de trabajadores que se tengan en plantilla. No obstante, dependiendo del convenio colectivo, las coberturas y las cuantías de las indemnizaciones variarán. Las prestaciones que pueden reconocerse por accidente de trabajo son:

  • Asistencia sanitaria: cirugía plástica y reparadora, fisioterapia, gastos relacionados con el desplazamiento para recibir el tratamiento necesario, tratamiento médico-quirúrgico, etc.
  • Prestaciones económicas: abono de gastos farmacéuticos y hospitalarios, prestaciones derivadas del fallecimiento como, por ejemplo, la pensión de viudedad.
  • Prestaciones especiales: ayudas para estados o situaciones de necesidad que se presentan a raíz del accidente de trabajo y enfermedad profesional.

Qué hacer en caso de accidente de trabajo

La NTP 458 (Nota Técnica de Prevención) sobre la organización de los primeros auxilios en la empresa recalca la importancia de que todos los eslabones de la cadena de socorro sepan qué hacer en caso de accidente. Así, señala cuáles son las tres actuaciones secuenciales para atender al accidentado, conocidas como regla P.A.S:

  1. P de proteger:

    lo primero que deben hacer las personas que prestan auxilio es asegurarse de que tanto el accidentado como ellos mismos no corren peligro. El ejemplo recogido por la NTP es el supuesto de un accidentado que se encuentra en un ambiente tóxico. Si esto sucediera no se puede atender al intoxicado antes de proteger nuestras vías respiratorias (usando una mascarilla) porque de lo contrario también podríamos resultar víctimas de un accidente.

  2. A de avisar:

    avisar a los servicios sanitarios en cuanto sea posible para activar el sistema de emergencia y socorrer a la víctima mientras se espera la llegada de ayuda.   

  3. S de socorrer:

    deben reconocerse los signos vitales del accidentado, que son conciencia, respiración y pulso, por ese orden.

¿Se recibe alguna prestación tras un accidente laboral?

Sí, tras un accidente de trabajo y la consiguiente incapacidad, los trabajadores tienen derecho a que se les pague una prestación por incapacidad temporal. Se trata de un subsidio diario que cubre la pérdida de las rentas, sin que se exijan cotizaciones previas y del que podemos destacar lo siguiente:

  • La cuantía de esta prestación es del 75 % de la base reguladora desde el día siguiente al de la baja en el trabajo.
  • El pago lo lleva a cabo la empresa y lo hará con la misma periodicidad con la que se pagaban los salarios.
  • La prestación por incapacidad temporal por accidente laboral tiene una duración de 365 días prorrogables por otros 180, siempre que durante este tiempo se prevea la curación.
  • La extinción se produce por el transcurso del plazo máximo establecido, alta médica con o sin declaración de incapacidad permanente, pasar a ser pensionista de jubilación o por fallecimiento. También se extinguirá si el trabajador no se presenta a los reconocimientos establecidos por los médicos del INSS o de la mutua.
  • La pérdida o suspensión puede producirse por una actuación fraudulenta para obtener o conservar la prestación, trabajar por cuenta propia o ajena y por rechazar o abandonar el tratamiento prescrito. Si el trabajador no se presenta a un reconocimiento médico se producirá la suspensión cautelar.

¿Se puede despedir a un trabajador que está de baja por accidente laboral?

Sí, un trabajador que esté de baja puede ser despedido. La normativa laboral establece que en España existen dos causas de despido:

  • Despido por causas objetivas: el que se produce por una situación empresarial que justifica la necesidad de eliminar el puesto de trabajo. Por ejemplo, causas económicas o de producción.
  • Despido disciplinario: entendiéndose por este el que se produce por un comportamiento grave y doloso del trabajador.

Estar en situación de incapacidad temporal no blinda a los trabajadores porque el despido puede llevarse a cabo siempre que existan razones que lo justifiquen legalmente.

El trabajador despedido tiene derecho a seguir percibiendo la prestación económica derivada de su incapacidad temporal hasta el momento en el que se le dé el alta médica, sin que se le descuente nada en la cuantía de la misma. Además, tendrá derecho a cobrar de forma íntegra la prestación por desempleo sin que se le descuente el tiempo de baja.

Preguntas frecuentes sobre los accidentes laborales

¿Qué hay que hacer tras un accidente de trabajo?

Si se produce un accidente en el centro de trabajo, la empresa tiene la responsabilidad de llamar a la mutua y asegurarse de llevar al trabajador al centro de salud para que reciba asistencia médica. Con el volante de dicha asistencia médica el empresario tiene la obligación de elaborar el parte de accidente.

¿Cuándo hay que notificar un accidente laboral?

Otra de las obligaciones del empresario es notificar a la autoridad laboral los accidentes de trabajo de sus empleados. La notificación debe hacerse por vía electrónica a través del sistema de Declaración Electrónica de Trabajadores Accidentados (Delt@) en un plazo de 5 días hábiles desde la fecha del accidente o desde la baja médica.

¿Quién paga en caso de accidente laboral?

Si se produce un accidente laboral la empresa tiene que abonar el sueldo del trabajador mientras dure su baja. Este pago es lo que se conoce como un pago delegado porque después le será devuelto por la mutua o por la seguridad social. La obligación se extiende durante 365 días, pudiendo ampliarse en 180 días más si así lo establece un tribunal médico y solo en caso de que tras este último periodo el trabajador pueda ser dado de alta.
Transcurridos más de 18 meses de baja por accidente laboral, la seguridad social o la mutua se encarga de evaluar el caso para determinar cuál es el nivel de incapacidad del trabajador. Tras dicho momento las prestaciones serán realizadas por parte de la seguridad social.

¿Está un trabajador asegurado durante la pausa?

En España el tiempo de descanso se considera tiempo de trabajo por lo que los accidentes que ocurran en ese momento se considerarán accidentes laborales.

Aviso: La normativa mencionada aquí es solo una selección de los requisitos legales más importantes. Para obtener información detallada consulte la norma y, si fuera necesario, otras disposiciones y textos legales. En caso de duda, debe consultar a un experto que le prestará ayuda para la aplicación de estas en su empresa.

Fuente de la imagen:
© gettyimages.de
 – Halfpoint, Hatman12, Geber86, Ollo