Lesezeit: 5 Minuten

La revisión periódica de las carretillas industriales sirve para prevenir accidentes en la empresa. Por este motivo, la Federación Europea de la Manutención (FEM) ha elaborado un documento con recomendaciones para llevar a cabo controles periódicos de las carretillas industriales. De acuerdo a lo previsto en la guía FEM 4.004, lo más recomendable sería que un inspector se encargara, al menos una vez al año, de comprobar la seguridad, integridad y funcionalidad de las carretillas elevadoras y transpaletas.

La importancia de la prueba FEM 4.004 para almacenes y logística

Según las recomendaciones señaladas en el documento FEM 4.004, la inspección anual de las carretillas industriales en las empresas en las que se utiliza este tipo de maquinaria para el transporte de mercancías, contribuyen de forma significativa a la seguridad operativa. El perfecto estado técnico de las carretillas elevadoras o de las transpaletas es determinante para que estas puedan utilizarse con seguridad. Si los frenos, la dirección o los componentes del sistema hidráulico de elevación fallan durante el uso de una carretilla elevadora, esto puede provocar accidentes que causen daños personales o materiales.

Además, la prueba FEM 4.004 presenta otras ventajas:

  • Carretillas industriales a prueba de fallos: la inspección de una transpaleta manual o de cualquier tipo de carretilla industrial garantiza que estas están listas para su uso. Esto también facilita la planificación operativa de las tareas diarias.
  • Conservación de los vehículos: si las carretillas elevadoras y las transpaletas pueden utilizarse en la empresa durante el mayor tiempo posible, aumentará su rentabilidad.
  • Adaptación al continuo desarrollo de la tecnología: si como resultado de la inspección FEM, algunas las carretillas industriales tienen que retirarse del servicio, podrán sustituirse por vehículos más eficientes.
FEM-Prüfung für Flurförderzeug

De acuerdo con la Directiva 2009/104/CE son obligatorias las inspecciones periódicas de todos los equipos de trabajo cuyo deterioro por el uso constante pueda provocar situaciones peligrosas, pero son los Estados Miembros los que deben establecer las medidas nacionales que garanticen la aplicación de esta directiva. A nivel nacional, el Real Decreto 1215/1997, en sus artículos 3 y 4, es el que obliga en España a realizar un mantenimiento adecuado de los equipos de trabajo que sea acorde a las condiciones, recomendaciones e instrucciones del fabricante.

En este sentido, la directriz FEM 4.004 debe entenderse como una guía en la que se recogen recomendaciones sobre las inspecciones periódicas de las carretillas industriales. Esto supone que las operaciones de mantenimeinto diario quedan fuera del ámbito de esta directriz y, lo que es más importante, las instrucciones del fabricante -fundamentales para mantener los requisitos de conformidad de las carretillas industriales- tienen prioridad sobre lo señalado en la guía FEM 4.004.

Las recomendaciones relativas a las inspecciones periódicas establecidas en la directriz se aplican a todas las carretillas industriales con y sin mecanismo de elevación, que se accionan tanto a motor como a pie de acuerdo con la norma ISO 5053. Esto incluye, entre otras cosas:

Durante la inspección, se evalúan los componentes individuales de las carretillas industriales y se examina su estado, inspeccionando lo siguiente:

  • Daños
  • Desgaste
  • Corrosión
  • Otros defectos

Además, la prueba incluye la integridad y eficacia de todos los dispositivos de seguridad.

De acuerdo con lo previsto en R.D. 1215/1997 y en la NTP 715 del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, es obligatorio realizar comprobaciones periódicas y llevar un libro diario de mantenimiento que debe conservarse durante toda la vida útil de la máquina. Es decir, los propietarios de la empresa están obligados a documentar y conservar los resultados de las revisiones de carretillas elevadoras y transpaletas en un libro de prueba. En él debe señalarse la fecha y el alcance de la prueba, los defectos encontrados, criterios de validación y aclaraciones, así como otros comentarios.

Alcance de la inspección FEM 4.004 para carretillas industriales

La inspección FEM se centra en el equipamiento, la funcionalidad y el estado general de la carretilla industrial. Varias zonas del vehículo se someten a una exhaustiva inspección visual y funcional. Entre ellos se encuentran el chasis, la transmisión, la protección del conductor y otros componentes de la carretilla industrial:

Objeto de la pruebaDetalles
Chasis y accionamiento• Dirección
• Frenos (tanto el freno de marcha como el de mano)
• Ruedas
• Chasis
• Interruptores y dispositivos de advertencia
• Motores (accionamiento eléctrico o motores de combustión interna)
• Tren de rodaje y enganche para remolques
Protección del conductor• Protección del puesto de conducción para carretillas elevadoras de pie
• Comprobación del estado y la estabilidad del techo de protección de los conductores y de los protectores de carga
Otros componentes• Asiento y asideros para los pasajeros
• Sistema de iluminación
• Señalización como, por ejemplo, el diagrama de carga
• Dispositivo de remolque

¿Quién puede realizar esta inspecciones periódicas?

Según lo señalado en el documento FEM 4.004 las revisiones periódicas de las carretillas industriales deben realizarse por personal cualificado. Estos expertos también redactan el informe de la prueba según las especificaciones de la norma ISO/IEC 17020.

A nivel nacional el R.D. 1215/1997 señala que estas inspecciones deberán realizarse por personal cualificado, ya sea este de la propia empresa (para lo que deberán haber recibido una formación específica adecuada en cumplimiento de lo exigido en el art. 5.4) o personal ajeno a la misma y, en todo caso, estas inspecciones deben documentarse.

El servicio de Jungheinrich le ayuda a cumplir a tiempo con todas las inspecciones necesarias. Además de las inspecciones periódicas, nuestro servicio también incluye la prueba de emisiones o prueba de gases. No dude en ponerse en contacto con nosotros.

Preguntas frecuentes sobre la inspección FEM

¿Qué es una inspección de carretillas industriales?

En las empresas en las que se utilizan carretillas industriales debe comprobarse, al menos una vez al año, que los vehículos y sus componentes son seguros, están completos y son totalmente funcionales. La prueba la debe realizar y documentar un experto, de acuerdo a lo establecido en la directriz FEM 4.004. Si se detectan defectos en la prueba, los vehículos solo podrán volver a utilizarse una vez subsanados los defectos. Si no hay defectos, se emite una etiqueta de inspección.

¿Quién es el responsable de la inspección anual según FEM 4.004?

El operador de las carretillas industriales es responsable de organizar y concertar las citas, de conservar el informe de las pruebas y de rectificar los defectos tras una inspección. La correcta ejecución de la inspección y la elaboración del informe de la prueba son responsabilidad del experto que la realiza.

¿Es necesario que las carretillas elevadoras pasen la ITV además de la inspección FEM?

No, en España las carretillas elevadoras no necesitan pasar ITV periódicas. Esto es así porque se trata de un vehículo especial que no supera los 25 km/h.

Aviso: La normativa mencionada aquí es solo una selección de los requisitos legales más importantes. Para obtener información detallada consulte la norma y, si fuera necesario, otras disposiciones y textos legales. En caso de duda, debe consultar a un experto que le prestará ayuda para la aplicación de estas en su empresa.

Fuente de la imagen:
© gettyimages.de –
sturti, MJ_Prototype